lunes, 24 de noviembre de 2014

Difícil decisión: La excedencia

Escribo un poco más tranquila, pero estas dos últimas semanas han sido un caos... Un caos mental, quiero decir. He decidido (junto a mi pareja, claro) solicitar una excedencia en mi trabajo...

Ha sido una decisión muy difícil y que yo ni siquiera había pensado como una opción válida... 
Me había comprado un sacaleches, me había sacado leche y la había congelado preparadita para llevársela a mi madre cada día junto a mi niña, habíamos comprado una cuna de viaje para dejar en casa de mi madre, la había instruido en la alimentación complementaria de Leire y... finalmente, viendo que se acercaba la fecha de volver al trabajo (habiendo gastado ya el permiso de lactancia y las vacaciones de este año), la ansiedad ha crecido tanto que hemos pensado que ésta iba a ser la mejor opción.

Creo que, junto a la ansiedad por separación que claramente he experimentado, el detonante ha sido mi trabajo en sí. No es el trabajo de mi vida... No es para lo que yo he estudiado (aunque tal y como está el patio, pues es lo que tengo y lo cogí encantada) y me daba mucha pena renunciar a estos primeros momentos de mi hija por un trabajo que económicamente tampoco me compensa mucho...
Como por suerte nos lo podemos permitir, finalmente he solicitado una excedencia por cuidado de hijos de 4 meses, aunque en este tipo de excedencia no hay un período mínimo y puede prorrogarse hasta que el bebé cumple 3 años (ojo, no son 3 años de excedencia, es hasta que el niño cumple 3 años). 










SOLICITUD DE EXCEDENCIA POR CUIDADO DE HIJOS



D./Dª [NOMBRE], con Documento Nacional de Identidad [DNI], que en la actualidad desempeña el puesto de [PUESTO DE TRABAJO] en la empresa [NOMBRE DE LA EMPRESA],





SOLICITA,





al amparo del artículo 46.3 del Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores y del artículo 4 de la Ley para la Conciliación de la Vida Familiar y Laboral de las Personas Trabajadoras, excedencia por cuidado de hijos, comenzando a disfrutar de esta a partir del día [FECHA DE INICIO] hasta [FECHA DE FINALIZACIÓN]




En ..................., a 8 de noviembre de 2014






[FIRMA]

martes, 18 de noviembre de 2014

Revisión de los 4 meses de Leire

Nuevamente, llego a la consulta y me encuentro con una enfermera que no es la de mi niña ¬¬

- ¿Sigue con lactancia materna exclusiva?

- Sí.

- Estupendo, déjame el libro de salud.

La pesa, la mide, la pone de pie, la mira de refilón y da paso a las vacunas... Sin más.

Con 4 meses, mi niña pesa 5,900kg y medía 62 cm... (Se nos resisten los 6 kilitos!!)

Ha subido de percentil 15, con lo cual está el entorno (abuelas) mucho más tranquilo...

Poco más, escribo esta entrada muy tarde por falta de tiempo, pues mi princesa cumplirá 5 meses en 3 días! (Madre, cómo pasa el tiempo...)



domingo, 2 de noviembre de 2014

Panellets!

Esta entrada tenía que haberse publicado entre el viernes y el sábado, pero he tenido bastante lío este fin de semana. De todas formas, como prometí a mis compañeras del grupo de lactancia, paso la recetilla escrita de los panellets.

Ingredientes para la masa:

- 500gr de almendra molida
- 400gr de azúcar
- 350gr de patata (hay variedades con boniato, pero a mí me parece muy dulce)
- 1 yema de huevo
- Ralladura de un limón

Cocer las patatas con piel y pelarlas a continuación, aún calientes. Amasar junto al resto de ingredientes hasta obtener una masa homogénea. Dejar templar la masa. Yo, además, la dejé reposar unas 12 horas en la nevera para que la masa adquiriese más consistencia, pero se puede evitar este paso o incluso dejarla un rato en el congelador.

Los más clásicos son los de piñones y almendras, pero yo además hice de coco, chocolate y sirope de fresa (ñaaaam!)

Para los de piñones, usé 100gr de piñones. Con la masa se da forma a los panellets y seguidamente se pasan por huevo para poder rebozarlos en piñones. Pintamos con un pincel (o incluso con el dedo) el panellet ya con piñones para que al meterlos al horno queden doraditos.



 Los de almendras, igual que los de piñones.



A los de chocolate, añadí a la masa unas cucharadas de cacao soluble (Cola Cao) y, además, los rebocé en azúcar glas (esto es completamente opcional). Se pueden hacer de café también, siguiendo la misma pauta.



A los de coco les añadí coco rallado a la masa, y luego añadí algo más por fuera. Finalmente, al tener forma de cono, les mojé la puntita en huevo para que se dorada un poquito.

Finalmente, a los de fresa les añadí un poco de sirope en la masa y los modelé de forma que tuvieran un hueco en el centro, para poder rellenarlos de sirope de fresa.


Más o menos todos necesitan el mismo tiempo de horno... Unos 10 minutitos a unos 220º. Controladlos bien, pues la gracia de los panellets es que se tuesten por fuera, pero que no se resequen por dentro!.




En esta última foto ya faltaban bastantes, a mí me salieron muchos porque usé el doble de masa, que en mi familia somos unos cuantos y bastante golosos :)