miércoles, 6 de mayo de 2015

Lunes de Recetas #18: Salsa de tomate casera

Sé que no es lunes (ni martes, de hecho...), pero esque últimamente no llego a todo y aún así quiero colgar mi recetilla y gran hallazgo de esta semana... En cuanto arregle un problema con la tarjeta de memoria de móvil subo fotos para ilustrar la receta ;)

Ingredientes

1kg de tomates (en rama o tipo pera)
Media cebolla
2 zanahorias
2 dientes de ajo
Una pizca de orégano
Un chorrito de AOVE (aceite de oliva virgen extra)

Pelamos los tomates (yo les hago un corte en la parte de abajo en forma de cruz y los meto un minuto en agua hirviendo para poder pelarlos mejor) y los trituramos o cortamos a dados (a mí me resulta más fácil triturarlos porque tengo batidora de vaso y lo hago todo en un momento). Pochamos la cebolla y el ajo y, cuando estén dorados, añadimos el tomate triturado y la zanahoria en rodajas (yo la meto un par de minutos en el microondas en una taza con agua para que esté más blandita al echarla a la sartén. Lo dejamos a fuego lento durante 20-25 minutos, añadimos el orégano en los últimos minutos y listo ;) Como yo con estas cantidades hago para varios días, lo que hago es guardar la salsa en botes para conservas y "hacer el vacío" llenando el tarro, cerrándolo y poniéndolo boca abajo durante unas horas (como no sé cuánto rato debe estar, yo los dejo al menos hasta que se enfría...). Y ya tenemos el condimento para unos macarrones para nuestros hijos... Preparad los baberos!

domingo, 3 de mayo de 2015

Feliz día de la madre

A mí tampoco me contaron lo que realmente implicaba ser madre. 

Nadie me dijo que en mi primer año como madre perdería entre 400 y 600 horas de sueño. Que me despertaría cada 2 horas para intentar volver a dormir a mi hija, que llora desconsolada en su cuna junto a mí. Que recorrería metros y metros de pasillo meciéndola y cantando canciones de cuna inventadas, porque nadie me enseñó nunca ninguna. Que jamás volvería a darme una ducha tranquila, usando mascarilla para el pelo y que depilarse se convertiría siempre en una verdadera odisea por falta de tiempo (quizás si lo hubiese sabido habría ahorrado para la depilación láser!!). Que el hecho de salir a la calle se convertiría en una carrera a contrarreloj, porque tienes que vestirte, peinarte, lavarte los dientes y ponerte las botas a la vez porque la niña está chillando como una loca en el carro, desesperada porque está quieta. Que la lactancia materna no es tan sencilla, que el llanto de un bebé puede llegar a volverte loco... Que pasaría miedo, mucho miedo. Que perdería la confianza en mí misma. Que dejaría de ser yo para ser madre. 

Pero a cambio aprendí muchas otras cosas... A cambiar pañales, que no necesitaba dormir 8 horas para llegar al final del día... Que debía ser más flexible. Que no debía tener ideas preconcebidas. Aprendí que dar el pecho no duele, que tengo leche suficiente, que es lo mejor que le podía dar a mi hija y que me daría los momentos más bonitos de mi vida. Aprendí el verdadero significado del amor incondicional y que solo necesitaría la sonrisa de mi hija para que todo hubiese merecido la pena. Que el dolor del parto realmente se olvida a los pocos minutos. Incluso me atrevería a decir que llorarás cuando tu hijo tenga 10 meses, sabiendo que, pese a que pensabas que las noches jamás acabarían, ahora sabes que está a punto de cumplir un año y que pronto será más dependiente y dejará de necesitarte tanto. 

Hoy es el día de la madre, es nuestro día, pero también el de nuestros pequeños... Porque nosotras los creamos a ellos... Pero ellos nos convirtieron en madres.



lunes, 27 de abril de 2015

Lunes de Recetas #17: "Gelatina" de avena y ciruelas pasas

Digo "gelatina" porque no sé cómo llamarlo, pero nada más lejos de la realidad... Aunque la textura de esta receta que os traigo y que perfectamente hace función de postre es esa: tipo gelatina.

La hice hace meses para combatir el estreñimiento de mi hija siguiendo una receta de algún blog (o grupo de facebook, no lo recuerdo), pero me quedó fatal ¬¬ Así que aquí os traigo la forma en que yo lo hago y alguna foto para que veáis cómo queda.

Ingredientes

20gr de avena
6 ciruelas pasas
250ml de agua


Elaboración

Ponemos en un cacito la avena y las ciruelas pasas y añadimos el agua. Encendemos el fuego y lo ponemos a hervir unos minutos (no los he contado, pero no creo que sean más de 5), hasta que la mezcla espese un poquito. Pasamos por la batidora y lo metemos en algún tarrito apropiado para dejar reposar luego en la nevera (yo he usado los tarritos de la yogurtera que me compré hace años y no usé ¬¬)




lunes, 20 de abril de 2015

Lunes de Recetas #16: Cuscús con pollo

Una nueva receta para esos bebés que empiezan a coger sus cubiertos ;)

Ingredientes (para 2)

150gr de cuscús
1 vaso de caldo casero
1 pechuga de pollo (2 si son pequeñas, lo que veáis)
1 cebolla
1 zanahoria

Elaboración

Picamos (o cortamos finita para sofreír) la cebolla y la pochamos en la sartén con un chorrito de aceite. Mientras se dora, "medio cocemos" la zanahoria. Es decir, yo la corto a rodajitas y la meto en una taza, cubro con un poco de agua y la meto unos minutos al microondas. Así, al añadirla a la sartén junto a la cebolla y sofreírla unos minutos, se nos quedará más blandita. Troceamos la pechuga de pollo y la añadimos a la sartén. Calentamos el vaso de caldo en el microondas (si es para el peque, yo uso caldo casero sin sal, el que guardo cuando le hago algún puré) y añadimos el cuscús a la sartén. Acto seguido, apagamos el fuego y echamos el caldo en la sartén, junto al pollo y el cuscús y dejamos reposar 3 minutos, tapando con una olla. Debería ser tiempo necesario para que el cuscús quede hecho. Es un plato sencillo, pero sabroso (incluso sin sal) y bien rico para los peques :)


jueves, 16 de abril de 2015

Nuestra experiencia en el CDIAT

Me he encontrado, a lo largo de los meses y de muchas conversaciones con madres recientes, que muy poca gente conoce lo que es un CDIAT (Centro de Desarrollo Infantil y Atención Temprana), CDIAP en catalán. Vengo a contar nuestra experiencia, para ver si consigo que al menos las mamás de la zona que me leen, tengan constancia de este excelente servicio.

¿Qué es un CDIAT?


Los centros de desarrollo infantil y atención temprana son centros cuyo objetivo es la atención a niños de entre 0 y 6 años que presentan trastornos en su desarrollo o riesgo de padecerlos. A través de diversos profesionales, atienden a las familias, brindando apoyo, asesoramiento y diagnostico en caso de que realmente haya algún problema.



Nuestra experiencia

Todo empezó en la revisión del mes de mi hija con su enfermera y la pediatra. Es una revisión normal de niño sano, pero ambas observan que mi hija tiene tendencia a girar la cabeza siempre hacia el mismo lado y que mueve un brazo menos que el otro. Lo dejan pasar, indicándome que siga intentando que la niña duerma cada noche hacia un lado distinto (o que le vaya girando la cabecita hacia el otro lado en cada toma) para evitar la temida plagiocefalia.

En la revisión de los dos meses, la pediatra, mosqueada por la clara "lateralidad" de la niña y la falta de movimiento del brazo, decide derivarnos al traumatólogo del hospital. La enfermera, además, nos habla por primera vez del CDIAT. Nos facilita un número de teléfono y nos indica que llamemos para pedir cita después de la visita con el traumatólogo.

Visita al traumatólogo una semana después. La observan, le hacen radiografía para descartar lesiones en el brazo y nos citan para finales de mes (septiembre de 2014... mi hija tiene entonces dos meses y medio). La traumatóloga intenta tranquilizarnos: no tiene ninguna lesión, parece simplemente un retraso a nivel motriz y nos recomienda estimular ese brazo con cosquillitas para que lo introduzca en su rutina de movimientos.

Por fin, primera visita al CDIAT con la coordinadora: nos explica cómo funciona el centro... dispondremos de neuropediatra, que hará la primera visita a la niña para evaluarla, fisioterapeuta y hasta psicólogos a nuestra disposición (cuentan incluso con logopedas, trabajadores sociales y pedagogos)

La neuropediatra nos confirma su tendencia a girarse siempre hacia el mismo lado, sobretodo para dormir, nos insiste en que debemos trabajarlo cambiándola de lado y que sigamos estimulando el brazo que menos mueve. Nos asegura que no es nada patológico y que gracias a la fisioterapeuta y sus ejercicios, mejorará pronto. Tendremos que volver a hablar con ella en diciembre.

Con la fisioterapeuta empezamos a vernos cada semana, pero después de 4 o 5 visitas, pasamos a vernos quincenalmente. Pronto empezamos a notar mejoría gracias a sus ejercicios, que seguimos trabajando sobretodo en casa. La fisioterapeuta es una gran profesional que además nos pregunta por las rutinas de la niña en casa y nos asesora sobre temas tan variados como alimentación y sueño (siempre dentro de sus limitaciones), nos sentimos muy tranquilos y nos motiva resaltando los progresos de nuestra hija.

En diciembre volvemos con la neuropediatra y parece que, por fin, el desarrollo de nuestra niña a nivel motriz empieza a ser normal. Se mantiene sentada con 6 meses durante bastante rato y coordina mucho mejor sus movimientos. No tendremos que volver con ella, pero seguiremos con los ejercicios de la fisioterapeuta durante unos meses más.

Hoy es 17 de abril, mi hija cumple 10 meses dentro de 3 días y ya gatea, se pone de pie en la cuna, trepa por donde haga falta, dice papá y mamá y otras cosas que nos hacen pensar que tiene un desarrollo normal. Seguramente va más despacio que otros niños, pero es normal, y estamos tranquilos gracias al trabajo de profesionales de un servicio que yo no conocía y que a nosotros nos ha dado mucha paz. No hemos necesito psicólogo, pero lo tienen disponible porque saben que cuando a unos padres les cuentan que quizás su hijo va un poquito por detrás, a veces puede suponer un mal trago. Nosotros lo asumimos y, sobretodo, hicimos todo lo que estuvo en nuestra mano ante amigos y familiares para tratar el tema como un proceso y no como un problema. Creemos que ha sido esencial. 

No creo que este texto llegue a mucha gente, pero es una experiencia más, y sobretodo algo de difusión para que madres y padres conozcan estos centros de desarrollo infantil y atención temprana.

lunes, 13 de abril de 2015

Lunes de Recetas #15: Galletas de avena y plátano BLW

Unas galletitas sencillas, sabrosas, sin azúcar, sin huevo, sin leche... ;)

Ingredientes

1 plátano maduro
60gr de avena en copos (para bebés mejor copos que salvado... yo la compro en mercadona, la cajita azul ;P)

Precalentamos el horno a unos 200º. Y es tan simple como aplastar (o triturar, vaya) el plátano con un tenedor, mezclarlo bien con los copos de avena en un bol y dejarlo reposar un par de minutos. Usamos una cuchara para colocar pegotes de masa en la bandeja del horno, encima de papel de horno o previamente untada con un poco de aceite para que no se peguen al sacarlas. Aplastamos los montoncitos de masa para darles forma redondeada y dejarlas planitas y las metemos al horno. Yo las he dejado a 200º unos 10 minutos y al terminar les he dado la vuelta con un tenedor ;) 5 minutillos por el otro lado y están listas! Dejamos enfriar y dejamos que la prueben los pequeños =P A mi hija le han encantado.



A mí me han salido unas 6 galletitas, no hice más porque eran solo para ella, pero vamos, cuestión de doblar cantidades ;)

jueves, 9 de abril de 2015

Opinión: Minicuna Dream de Babyhome

¿Minicuna sí o no?

Yo era de las que pensaba que no. Que era un trasto más, bastante caro y que no merecía la pena para 2 o 3 meses. 

Pues como con tantas otras cosas desde que soy madre, debo tragarme mis palabras para contaros las maravillas de la minicuna que yo probado: el modelo Dream de Babyhome.

Primero, una foto, ¿no? Para que veáis el modelo del que os hablo, que estoy segura de que enseguida ubicaréis con una imagen.

Modelo Dream de Babyhome

Como decía, cambio de opinión después de estos meses (aunque en realidad solo me hicieron falta unos pocos días para darme cuenta de lo práctica que era). 

En fin, empezando a enumerar ventajas, tenemos su gran capacidad. Desde la página web de Babyhome recomiendan su uso desde los 0 a los 6 meses, y yo doy fe de que es así ;) Tengo conocidas que han tenido que sacarlos antes porque con 5 o 6 meses hay niños que son capaces de incorporarse en la minicuna e incluso levantarse, pero no ha sido nuestro caso y problemas de espacio no hay.

Algo que nos ha salvado muchas noches, ha sido el hecho de que tenga tres posiciones intercambiables. Según ponemos las patas de la minicuna, podemos elegir entre tenerla fija, con ruedas o con mecedora. En esos primeros meses donde el sueño del bebé es tan sensible, nosotros la teníamos siempre en posición mecedora (o balancín, vamos), para acompañar el sueño de nuestra pequeña.

La estructura de aluminio, la hacen ligera y de fácil transporte. Además, incluye la ropa de minicuna (una bajera transpirable y un saquito, unidos por una cremallera) y bolsa de transporte. Precisamente por esto es tan fácil de desmontar y de retirar la ropa para poder lavarla.

Y, por último, lo iba a poner como inconveniente, pero la verdad es que en comparación con otras minicunas, el precio no me parece excesivo para la calidad de Babyhome frente a otras marcas. Este modelo en concreto que yo he probado lo he visto por unos 280€...

Añado un vídeo, por si aún os queda alguna duda ;)




Como siempre, este post NO es patrocinado. Escribo mi sincera opinión sobre un artículo que he tenido la ocasión de probar. 

lunes, 6 de abril de 2015

Lunes de Recetas #14: Sopa de sémola de trigo

Es lo más sencillo del mundo, pero pienso que puede ser una buena opción para empezar con las cenas ;) Algo tan simple como una sopa hecha con caldo vegetal y sémola de trigo (o de arroz, vaya).

Ingredientes

Medio litro de caldo vegetal (yo aprovecho los días que hago puré para la niña, añado más agua y guardo el caldo para hacerle sopa)
Dos cucharadas soperas de sémola de trigo o arroz (de venta en cualquier supermercado ;P)

Ponemos el caldo en un cazo y, cuando empieza a hervir, añadimos la sémola. Removemos hasta que quede la consistencia deseada (a mi hija le gusta más bien espesita).

Acompañamiento

Para acompañar la sopa, a nosotros nos recomendaron el pescado para cenar. Si lo comen solitos, podemos hacerlo en hamburguesas, como estas. Si no, podemos añadirlo muy desmenuzado a la sopa, o incluso triturarlo.

martes, 31 de marzo de 2015

Lunes de Recetas #13: Nuggets/hamburguesas de lentejas y arroz

De nuevo...Sé que no es lunes, pero he estado sin pc, con la niña en plena crisis y programando las entradas como el c***. Suerte que mi negocio no depende ello... En fin, una hamburguesa más, aquí una buena forma de dar legumbres!

Ingredientes

100gr de arroz (yo lo uso integral, por los problemas de estreñimiento que hemos sufrido)
100gr de lentejas (yo compré un paquete de lentejas sin piel para empezar a los 6 meses y como aún me quedaban he usado estas)
una zanahoria
media cebolla
pan rallado (opcional)


Ponemos a cocer el arroz y las lentejas (yo lo he hecho todo junto) durante 20 minutos. Las lentejas que yo he usado no necesitan remojo previo. Una vez hechas, lavamos y escurrimos la mezcla y la pasamos a un bol donde la mezclaremos con la zanahoria (pelada y rallada) y la cebolla (rallada o picada). 




Mezclamos bien y, en función de la consistencia, podemos añadir un poco de pan rallado. Formamos los nuggets o hamburguesas y podemos hacerlas al horno (tendremos que sacarlas para darles la vuelta y que se doren por ambos lados) o directamente como yo esta vez: a la plancha.


lunes, 23 de marzo de 2015

Lunes de Recetas #12: Hamburguesas de merluza BLW

Una buena forma de introducir el pescado blanco, es en hamburguesas ;) Así nos aseguramos, al desmigarlo con las manos, que no tiene espinas (me daban pánico estas pequeñas traidoras). Así que:

Ingredientes

300gr de pescado blanco (merluza, bacalao fresco (sin sal), halibut o fletán, rape, lenguado, gallo...)
Media cebolla
Un trozo de calabaza (o zanahoria rallada, calabacín, brócoli, lo que queráis, admite mil versiones)

Y es tan simple como desmigar bien el pescado y hacer una masa con la cebolla rallada o picada y la otra verdura que hayamos elegido. Si la masa no queda muy consistente, podemos añadir pan rallado o incluso un huevo. Hacemos albóndigas y las aplastamos para darle forma de hamburguesa. Podemos hacerlas al horno, aunque yo prefiero hacerlas a la plancha ;)

martes, 17 de marzo de 2015

Lunes de Recetas #11: Tortilla de cuscús BLW

Sé que no es lunes, pero el domingo estaba tan tan tan cansada que quise programar la entrada para que saltara ayer y no sé qué hice, pero no saltó (*aplausos*). Así que nada, un lunes más (espero poder ir teniendo tiempo para traer más entradas de otra temática o esto se quedará en mi recetario personal!).

Tortilla de cuscús con jamón de pavo 

Ingredientes (por persona!)

70gr. de cuscús
1 huevo
Jamón de pavo troceado




Yo lo hice para mi pareja para mí, y de ahí saqué un trozo para la niña, pero le podéis hacer una tortillita individual tan ricamente o si vuestros niños son más grandes y comen más directamente hacerla para 3 (o 4, o 5, los que seáis). Como siempre, como mi princesa es menor de un año, no añadí sal (a ver si nos acostumbramos también nosotros a comer sin sal, que es más sano!)
Y, como siempre también, esta es mi versión, podéis añadirle lo que queráis... Jamón serrano, champiñones, pimiento, cebolla... Un largo etcétera. 

Bueno, que me lío: tan simple como cocinar el cuscús (en el paquete suele indicar cómo hacerlo, yo meto en la olla la misma cantidad de agua que cuscús voy a usar, la dejo a hervir con un chorrito de aceite (y si es solo para nosotros, una pizca de sal). Cuando empiece hervir, añadimos el cuscús, apagamos el fuego y lo dejamos reposar 3 minutos. Pasado el tiempo de reposo, yo lo suelto un poquito moviéndolo suavemente con una cuchara de madera. Y, una vez hecho el cuscús... Pues como cualquier tortilla! Lo mezclamos en un bol con los huevos que vayamos a usar (recordad, uno por persona) y el jamón de pavo (de york, serrano, etc). Unas gotas de aceite en la sartén y, cuando estén bien calientes, añadimos la mezcla. Esperamos a que cuaje bien por un lado (recordad que para los niños bien cuajaditos para evitar contagios) y damos la vuelta, cual tortilla de patatas ;)



lunes, 9 de marzo de 2015

Lunes de Recetas #10: Hamburguesas de pollo y calabaza BLW

Esta semana he adaptado un par de recetas para mi hija, y la verdad es que las ha disfrutado mucho :) Aquí os dejo una

Hamburguesas de pollo y calabaza BLW

Ingredientes

1 pechuga de pollo
Media cebolla
Un trozo de calabaza
Pan rallado (opcional, y según la consistencia)

Picamos la pechuga de pollo (por poder, se podría comprar la carne ya picada, pero yo prefiero comprar la pechuga y picarla en casa). Picamos (yo lo hago con la misma picadora de carne) o rallamos la cebolla y la calabaza. Mezclamos la verdura y la carne y es momento de saber si necesitaremos o no pan rallado. Cogemos un poco de masa (yo uso una cuchara sopera para "medir"), hacemos una pelota (o albóndiga) y la aplastamos un poco, para que coja la forma de hamburguesa. La metemos en la sartén con unas gotas de aceite y la hacemos a la plancha! A mí con estas cantidades me salieron unas 6 "mini burguers". Se pueden congelar sin problema.


lunes, 2 de marzo de 2015

Lunes de Recetas #9: los inicios del BLW

No soy nadie para hablar de BLW, porque lo aplico a mi manera con mi hija, pero como siempre, hablando con otras mamás que me leen, llegué a la conclusión de que antes que mis croquetas de coliflor adaptadas, podía dar ideas para todo aquél que quiera probar a dar la comida en trozos a sus hijos y evitar los triturados.



Verduras cocidas: la que quieras, excepto las de hoja verde (acelgas, espinacas, lechuga...). Bien cocida y cortada de forma que el niño pueda cogerla bien. Zanahoria, patatas cortadas en tiras, el brócoli lo suelen gestionar muy bien (cuidado con cocerlo demasiado, que lo desintegran!) y un largo etc.

Fruta madura: cualquier fruta madura, excepto quizás la manzana cruda (mejor asada) y los frutos rojos (que no incluyen las fresas). Plátano (lo cogen muy bien... incluso si se les resbala podéis dejarles un trozo de piel para que puedan cogerlo mejor), pera, mango, gajos de naranja o mandarina... 

Pan: mejor integral y sin sal, pero si les dais trozos de pan normal de vez en cuando no pasa nada y les encanta!!

Pasta cocida: Yo compro unos espirales grandotes para que le resulte más fácil cogerlos con las manos.

Carne: Para empezar, podéis darles pavo o pollo en tiras, aunque a mí me gusta más la idea de picar la carne y hacer albóndigas o hamburguesas.

Huevo: Yo me creo los estudios que dicen que no por retrasar un alimento tu hijo será menos alérgico o incluso no serlo. Como también me parece un poco tonto separar la clara de la yema del huevo... ¿Para qué? Sé que la clara es más alergénica, pero a mí me da igual si mi hija es alérgica a la clara o a la yema... Es alérgica al huevo, ¿no? Pues no se lo voy a dar. En fin, yo se lo introduje primero con un trozo de tortilla francesa (sin sal y bien bien bien cuajada, importante) y los dos días siguientes con las croquetas que os comentaba en la entrada anterior. 

Y en fin, mil cosas más y, en definitiva, la clave está en que el niño coma lo que se come en casa (nosotros estamos trabajando en ello, porque en casa comemos bastante mal), así que lo vamos adaptando al bebé y comemos sanos todos ;)


lunes, 23 de febrero de 2015

Lunes de Recetas #8: Croquetas de coliflor BLW

Ingredientes

300gr de coliflor
Media cebolla
1 huevo
Perejil
Pan rallado

Opcionalmente y para bebés más mayores:


Queso rallado
Pimienta
Sal

Elaboración

Cocinamos la coliflor (cocida, al vapor, horno, microondas, como lo hagáis habitualmente) y la aplastamos con un tenedor. La pasamos a un bol para mezclarla con la cebolla rallada o picada (yo la he pasado por la picadora de carne). Añadimos un huevo batido y una pizca de perejil y mezclamos. Agregamos un poco de pan rallado y damos forma a las croquetas.


Pasamos las croquetas a una bandeja de horno. Yo las he tenido unos 30 minutos a 200ºC, pero vaya, que es cuestión de ir mirando y sacarlas cuando estén doraditas.


A mi princesa le han encantado ;)


jueves, 19 de febrero de 2015

Opinión: Sacaleches Swing de Medela


En mi semana 30 de embarazo tuve un momento de crisis porque no sabía si comprar o no un buen sacaleches y, por supuesto, ni idea de tipo (manual, eléctrico, doble...) y ya ni hablar de marcas...!

Casi un año después, vengo a contaros que después de un gran trabajo de investigación me decanté por el modelo Swing de la marca Medela.

Medela es una marca que a mí personalmente me encanta (no me han regalado NADA, que conste (ni un triste bote de Purelan, de la que ya hablaré también)). Me encanta la imagen que dan de marca amiga de la lactancia materna (esto son romances míos). Pero bueno, el caso es que en la práctica, disponen de una amplia gama de productos de una calidad excelente.

Creo que decidí la marca antes que el tipo de sacaleches... Y luego, ¿qué? ¿Manual, eléctrico...?

Pues eléctrico, porque yo pensaba (y no me equivocaba) darle mucho uso! No quería un sacaleches para tener por si... Quería y necesitaba usarlo para crear mi propio banco de leche materna (también hablaré de ello) para la vuelta al trabajo. Así pues, eléctrico. ¿Simple o doble? Doble ya me parecía exagerado, así que simple y... por último... ¿Mini o Swing? Finalmente ganó Swing.



En fin, que después de contaros mi gran dilema, solo me queda hablar maravillas de este extractor de leche. 

Me encanta la tecnología de 2 fases que tiene: estimulación (succiones más rápidas y suaves, imitando la succión del bebé) y extracción. Se puede regular la intensidad de cada una de las fases. Es fácil de limpiar, esterilizar y montar. Venden todas las piezas por separado por si alguna se rompe (recambios) en amazon mismo. Puede funcionar a pilas o conectado a la corriente. Es pequeño, de fácil transporte y además incluye bolsa de transporte. Me consta que el servicio postventa de Medela es excepcional y obviamente cuenta con sus 2 años de garantía... 

¿Pegas? Pues como no lo he llevado al trabajo, no lo puedo garantizar, pero yo creo que lo único malo que diría de él es que no es tan silencioso como lo venden (aunque no tengo otro sacaleches eléctrico con el que comparar). Y el precio, que no es de los más baratos, pero supongo que en este caso la calidad se paga... Yo lo compré por 110€ en amazon con tetina Calma incluida. 

lunes, 16 de febrero de 2015

Lunes de Recetas #7: la batata

La batata o boniato... Para mí ese gran olvidado de la cocina española. Y que, en mi afán por sustituir por el momento las patatas (elemento al parecer astringente) en la dieta de mi hija, acabo de descubrir. A diferencia de las patatas, como sabréis, tienen un sabor dulzón que pega con cualquier verdura, pero anoto dos purés que a mi hija le han gustado especialmente:

Puré de boniato, calabaza, judía verde y pavo

El procedimiento es siempre el mismo: pelamos y lavamos el boniato y la calabaza y lo echamos a la olla con la judía verde. Lo cocemos todo junto y, en los últimos minutos de cocción yo añado el pollo o el pavo para hervirlo también. Lo pasamos por la batidora y, antes de servir añadimos una cucharadita de aceite de oliva.

Puré de boniato, brócoli, judía verde y pollo

Lo mismo: pelamos y lavamos el boniato, y lo cocemos junto al brócoli y la judía verde. En los últimos minutos de cocción añadimos el pollo o el pavo (otra opción es hacerlo al vapor o incluso a la plancha). Lo pasamos a la batidora y, antes de dárselo al peque le añadimos una cucharadita de aceite de oliva.

lunes, 9 de febrero de 2015

Lunes de Recetas #6: Compota de kiwi, pera y naranja

Sigo combatiendo el estreñimiento de mi pequeña princesa... Nunca pensé que este problema pudiera darme tantos dolores de cabeza... Mi hija tiene 7 meses y medio y yo no pensaba darle kiwi hasta el añito de vida (por miedo a las terribles alergias...). Pero como puedo prometer Y PROMETO que lo he probado TODO... Pues no me quedaban muchas más opciones... Siempre bajo el consejo de la enfermera, que fue la que me dijo el kiwi es mediterráneo, blablabla y que puedo dárselo sin problemas. A mi hija le ha sentado bien, así que añado la recetita...

Ingredientes para 4 potitos

2 kiwis
4 peras
4 naranjas

4 tarritos para envasar al vacío la compota

¿Sencillo, no? Simplemente pelamos los kiwis y las peras, los troceamos y los metemos en la olla. Exprimimos 4 naranjas, añadimos el zumo a la olla y empezamos a cocer la fruta, recomiviendo de vez en cuando. Cuando las frutas estén blanditas (yo las tuve entre 10-15 minutos a fuego bajito) o quede una mezcla espesita, las pasamos por la batidora y, aún caliente, como dije la otra vez con el mango, la repartimos en los tarritos, enroscamos bien, les damos la vuelta (es decir, ponemos los tarros boca abajo) y los dejamos enfriar un buen rato (de hecho, yo los dejo horas) para que "se haga el vacío".



lunes, 2 de febrero de 2015

Lunes de Recetas #5: combatir el estreñimiento en bebés

Leire ha estado estreñida... Os hablaré de ello largo y tendido... :( De momento, dejo dos recetas ricas en fibra que pueden ayudar a los bebés.


Puré de calabaza, judía verde y proteína (pollo, pavo, ternera, pescado blanco o huevo, según la edad del bebé)

Lo de siempre, cocer la calabaza y la judía verde (yo la compro congelada y plana, que es la que yo uso). Si optamos por añadir pollo o pavo, lo añadimos a la olla cuando las verduras estén blanditas y terminamos de cocerlo todo junto. En el caso de la ternera, la hacemos a la plancha con unas gotas de aceite. Una opción muy buena para cocinar el pescado blanco es hacerlo al vapor. Y, por último, si la proteína que queremos añadir es el huevo, lo recomendable es cocerlo.
Como siempre, lo pasamos por la batidora y añadimos la cucharada de aceite de oliva en crudo.

Papilla de ciruelas, pera y naranja (o mandarina)

Yo he usado siempre ciruelas negras... Me han dicho que también pueden valer las ciruelas pasas, pero yo prefiero usar las otras. Para esta papilla uso dos ciruelas negras, una pera y una naranja o mandarina. Para espesar, se pueden utilizar cereales, pero si la damos porque el peque está estreñido, mejor evitarlos o usar unos cereales integrales o ricos en fibra.



lunes, 26 de enero de 2015

Lunes de Recetas #4: más verduras con proteína

Un lunes más, un par de purés de verduras que he añadido a la dieta de mi hija para seguir variando.


Puré de calabacín, patata y pavo

Cocemos el calabacín y la patata juntos, con poquita agua para aprovechar el caldo de cocción y, cuando esté bien blandito, añadimos el pavo para que termine de cocerse. Lo pasamos por la batidora y, por último, como siempre, añadimos la cucharadita de aceite de oliva en crudo. Como ya expliqué anteriormente, este puré es apto para congelar!


Puré de calabaza, judía verde y ternera

Cocemos la calabaza y la judía verde juntos (yo la judía verde la compro plana, troceada y congelada, pues es la que gasto para mí y así aprovecho el paquete). La ternera, en cambio, la hago a la plancha, con unas gotitas de aceite de oliva en la sartén. De nuevo, una vez cocido y bien hecha la ternera, la pasamos por la batidora y añadimos la cucharada de aceite de oliva en crudo antes de servirlo. También es un puré apto para congelar. Cuando los congelo, el aceite de oliva lo añado una vez descongelado, cuando se lo voy a dar a la nena.

Al final simplemente variamos la combinación de verduras y alternamos la proteína (de momento pollo, pavo y ternera (esta última solo dos veces en semana)).

lunes, 19 de enero de 2015

Lunes de Recetas #3: Compota de mango, manzana y naranja

Una compota para la merienda de los peques, que pueden tomar desde los 6 meses de vida ;)


Necesitamos

1 mango
4 manzanas
4 naranjas
4 tarros que cierren bien para preparar la conserva

Yo lo calculé a ojo, como el mango es una fruta grande, pensé que me saldrían 4 raciones y di en el clavo!
  • Cortamos el mango (por si alguien no ha cortado un mango en su vida, como fue mi caso, os dejo el vídeo explicativo (bendito youtube, que tiene de todo!)), pelamos y troceamos las manzanas y exprimimos las naranjas para usar su zumo.
  • Lo metemos todo en la olla (sin agua, con el zumo será suficiente) y lo dejamos en el fuego durante unos 15 minutos. Seguidamente, lo pasamos todo por la batidora.
  • Por último, lo repartimos en raciones. Usaremos unos tarros que cierren bien (a poder ser con rosca... podemos reciclar los típicos de las mermeladas o las conservas). Una vez cerrados los tarros y, con la compota aún caliente, les damos la vuelta y los dejamos enfriar (gracias a Mandarinalia por este gran truco para conservar la compota de fruta!).

viernes, 16 de enero de 2015

Congelar purés de verduras

Otra duda que a mí me surgió al empezar la alimentación complementaria era cómo ser más eficiente a la hora de preparar la comida de mi hija. Al ser tan poquita cantidad, pensé que podía compensarme hacer más cantidad y congelar el resto ;) Así lo hago yo:


  • Calculo las raciones: En primer lugar, añado las verduras que quiero hacerle. Calculo las raciones que van a salir y, en función de eso, calculo la proteína que debo añadir (de momento carne: pollo o pavo), entre 20-40gr por ración (en función del tiempo que le hayamos dado, ya sabemos que empezamos con poca cantidad y vamos aumentando). Bien, ¿no? A mí me salen unas 6-7 raciones, así que añado entre 180-200gr de pollo o pavo. 


  • Preparo las raciones: Una vez cocido todo, lo paso por la batidora (otro invento maravilloso, os hablaré de ella) y lo distribuyo en unos tuppers maravillosos. Tupper por ración. Aquí os dejo los que uso yo. Son de Nuby, donde cabe de sobras (al menos de momento!) una ración de puré y ocupan la mitad que un tupper normal de los que uso yo para otras cosas nuestras. Os dejo el enlace a amazon por si os interesa conocerlos más, para mí han sido un gran descubrimiento:




  • Preparo los tuppers: Además, como no me gusta darle a mi niña todos los días lo mismo, congelo varias combinaciones de verduras, así que, cuando voy a meter los tuppers en el congelador, les pongo una pegatina (la típica blanca de los chinos para escribir cualquier cosa) donde anoto el contenido del puré. Así queda la cosa:




  • Descongelando: Para descongelarlo, podemos hacer de dos formas, como toda la vida.
    • Si sé con anterioridad que lo necesito para el día siguiente, lo paso del congelador a la nevera la noche anterior y, por la mañana, lo saco de la nevera para que se termine de descongelar.
    • Microondas. Sin más. Si no llevan leche materna, se pueden meter directamente en el microondas hasta que se descongele ;)

  • Sirviendo: Pese a los rumores de lo mal que quedan los purés descongelados, yo solo me he encontrado con que la textura había cambiado un día. Y lo arreglé añadiendo la cucharada de aceite de oliva y volviendo a pasar 3 segundos por la batidora... No me ha vuelto a pasar, así que lo termino de calentar con el aceite de oliva en crudo y está listo para servir ;)
    • Yo congelo incluso los que llevan patata, que también hay muchos rumores y hasta gente que dice que está prohibido congelar el puré de patatas! En teoría el motivo es porque salen grumos, pero ya os digo que a mí de textura, perfectos... Y si no, vuelta de batidora ;P

lunes, 12 de enero de 2015

Lunes de Recetas #2: Las primeras verduras

Vuelvo a escribir este segundo lunes del año para contar cómo hemos introducido los purés de verduritas en la dieta de mi niña.

Puré de calabaza

De nuevo, así, sin más. Yo empecé por la calabaza porque me la recomendaron unas mamás con mucha experiencia cuando les conté que mi hija había estado 3 días sin hacer cacas.
Recordemos que es importante ofrecer al bebé los alimentos de uno en uno y durante mínimo 2-3 días para descartar alergias e intolerancias.
Yo compro la calabaza envasada, ya troceada y pelada y la echo toda a la olla, en agua hirviendo. Sin sal ni aceite. Como al principio comen tan poquito, aprovecho para hacer todo el paquetito (suelen venir unos 400gr de calabaza) y congelo el resto. Cuando está bien blandita, la pasamos por la batidora y, en crudo, añado una cucharadita de aceite de oliva, que a parte de conseguir una textura más suave, ayuda a prevenir el estreñimiento.

Puré de calabaza y patata

Añadimos al puré de calabaza patata. Por cada 400gr de calabaza (para varias raciones, obviamente) yo añado una patata grandecita. La añado a la olla pelada y en 4 trozos. De nuevo, pasamos la calabaza y la patata por la batidora, sin olvidar la cucharadita de aceite de oliva.

Puré de calabaza, patata y pollo

En la misma línea, añado por fin la proteína. Muy importante el punto de la carne, por el aporte del hierro, que es lo único de lo que carece la leche materna. En mi caso, 20gr de pechuga de pollo el primer día y vamos añadiendo poco a poco hasta unos 40gr por ración. Yo añado el pollo a la olla cuando las verduras prácticamente están cocidas, porque se hace un momento. También se puede hacer a la plancha, pero al principio recomiendan hacerlo al vapor o cocido. Y la cucharadita de aceite de oliva.

Puré de patata, zanahoria y pollo

Al haber introducido ya la patata y el pollo, pruebo con la zanahoria. También cocida junto a la patata. Las primeras veces es recomendable darles muy poquito, pues he leído que hay niños a los que la zanahoria los pone literalmente naranjas...! Yo, a día de hoy, suelo darle una media zanahoria en cada ración. Y la cucharadita de aceite de oliva.

Puré de patata, puerro, zanahoria y pollo

Exactamente igual que el anterior, pero añado la parte blanca de un puerro a la olla para varias raciones. Es decir, que en cada ración queda muy poquito porque el puerro da bastante sabor. Y la cucharadita de aceite de oliva...!

          *Idea para este puré: Cuando me pongo a hacer este puré para mi hija, hago bastante cantidad, como siempre y aprovecho para congelar. Pero también lleno la olla con 3 litros de agua y las dejo cocer, junto al pollo unos 40 minutos. Retiro las verduras para la niña y congelo el caldo para hacer sopa ;)

jueves, 8 de enero de 2015

Manta de bebé a ganchillo

Otro de los temas que he tratado con mamás recientes ha sido el ganchillo (o crochet), así que a petición popular subo el patrón de la manta de bebé con la que arropo a mi niña en el carro :P

Aquí una fotito del punto, muy sencillo:



Y aquí el patrón. No puedo citar la fuente porque no recuerdo dónde lo encontré... Imagino que el algún álbum de Picassa, que son verdaderos tesoros en cuanto a patrones de casi cualquier cosa :P


Y aquí la puntilla de la manta, también muy sencilla de seguir.



Como veis en el resultado final, es muy facilita y queda bastante mona con un lacito de cualquier color (pese a verse amarilla en esta foto doy fe de que es en color crudo :P). De tamaño la hice bastante grandecita, como para la cuna grande de la niña, aunque a mi marido le gusta pasearla en el carrito ahora con el frío del invierno. La verdad es que es muy práctica.


lunes, 5 de enero de 2015

Lunes de Recetas #1

Una sección que se me ha ocurrido gracias a las compañeras del grupo de lactancia, comentando el gran universo en el que estamos entrando todas poco a poco: la alimentación complementaria.

Yo estaba muy interesada en hacer un BLW mixto (que es lo mismo que nada, vaya). O, dicho de otra forma, debido al tiempo que mi hija pasa con mi madre y lo clásicas que somos, hemos empezado a darle triturados, pero considero que es básico que comparta la hora de la comida con alguno de nosotros y, de vez en cuando, le cae algún trozo de algo =P

Pero en fin, a lo que venía yo... A dejar las recetas que voy probando con mi hija. Soy una friki fan de las recetas. De hecho, ahora mismo me hallo inmersa en un mega proyecto de recetario en forma de fichas.

Empiezo recogiendo fácil y rápidamente las primeras combinaciones de frutas que han pasado por la batidora.

Papilla de pera

Sin más. Una pera pelada y triturada. Mi recomendación personal es introducir los alimentos en la dieta del pequeño de uno en uno y dejando pasar al menos un par de días entre alimentos. Yo eché la pera sin más, con la esperanza de que se la comiera bien (y por suerte así fue), pero tenía pensado añadirle un poco de leche (de la que tome habitualmente el bebé) si no fuese el caso.


Papilla de pera y manzana

Pasados los dos días de rigor, añadí la manzana. El primer día pelé y trituré solo la manzana (apartando el corazón, claro), para ver si le gustaba sola y el segundo día hice una papilla con media pera y media manzana (he ido aumentando cantidades con el paso de los días, pero empecé con poquito para no tener que comerme yo los restos :P).


Papilla de pera, manzana y naranja

Idéntica a la anterior, pero añadimos el zumo de media naranja exprimida. Para espesar, y aprovechando que a mi hija no le gusta la papilla de cereales, le puse un par de cacitos de cereales (uno con gluten y otro sin gluten).

Papilla de ciruela, pera y naranja

Unos días después de introducir la manzana, atormentada porque mi niña había dejado de hacer caca durante tres días, me decidí a comprar ciruelas. Y obraron el milagro!
Le puse pera, lavada y pelada, dos ciruelas pequeñitas bien lavadas y con piel y el zumo de media naranja. Además, le pongo también cereales para espesar un poco.

Papilla de pera, plátano y naranja

Después de volver mi niña a su ritmo habitual de deposiciones, me animé con el plátano.
De nuevo pera, lavada y pelada, medio plátano pelado y el zumo de media naranja. Y los cereales para espesar un poco.

domingo, 4 de enero de 2015

Propósitos de año nuevo

A lo más puro estilo Bridget Jones, como tantos otros años... He aquí mis propósitos para este año recién estrenado:


  • Perder peso: Obviamente los que me quedan del embarazo más los que ya tenía encima cuando me quedé embarazada... Con la excusa de la lactancia me he estado poniendo las botas estos seis meses y medio... Habrá que empezar a portarse bien.
  • Dejar de beber bebidas azucaradas: Es decir, dejar los refrescos para ocasiones especiales... Con el estrés del día me gusta cenar con un vaso de alguna bebida con gas (yuju), y ya parezco un globito :P
  • Volver a organizar el menú semanal: Ahora también para Leire!
  • Convertir el "trastero" en despacho/biblioteca.
  • Terminar el proyecto del recetario de fichas!

Este año me pongo muy poquitas metas, porque del año pasado no he cumplido la mitad ¬¬ Me encantaba ponerme retos de lecturas, pero como ahora lo primero es mi princesa, difícil lo veo.