lunes, 26 de enero de 2015

Lunes de Recetas #4: más verduras con proteína

Un lunes más, un par de purés de verduras que he añadido a la dieta de mi hija para seguir variando.


Puré de calabacín, patata y pavo

Cocemos el calabacín y la patata juntos, con poquita agua para aprovechar el caldo de cocción y, cuando esté bien blandito, añadimos el pavo para que termine de cocerse. Lo pasamos por la batidora y, por último, como siempre, añadimos la cucharadita de aceite de oliva en crudo. Como ya expliqué anteriormente, este puré es apto para congelar!


Puré de calabaza, judía verde y ternera

Cocemos la calabaza y la judía verde juntos (yo la judía verde la compro plana, troceada y congelada, pues es la que gasto para mí y así aprovecho el paquete). La ternera, en cambio, la hago a la plancha, con unas gotitas de aceite de oliva en la sartén. De nuevo, una vez cocido y bien hecha la ternera, la pasamos por la batidora y añadimos la cucharada de aceite de oliva en crudo antes de servirlo. También es un puré apto para congelar. Cuando los congelo, el aceite de oliva lo añado una vez descongelado, cuando se lo voy a dar a la nena.

Al final simplemente variamos la combinación de verduras y alternamos la proteína (de momento pollo, pavo y ternera (esta última solo dos veces en semana)).

lunes, 19 de enero de 2015

Lunes de Recetas #3: Compota de mango, manzana y naranja

Una compota para la merienda de los peques, que pueden tomar desde los 6 meses de vida ;)


Necesitamos

1 mango
4 manzanas
4 naranjas
4 tarros que cierren bien para preparar la conserva

Yo lo calculé a ojo, como el mango es una fruta grande, pensé que me saldrían 4 raciones y di en el clavo!
  • Cortamos el mango (por si alguien no ha cortado un mango en su vida, como fue mi caso, os dejo el vídeo explicativo (bendito youtube, que tiene de todo!)), pelamos y troceamos las manzanas y exprimimos las naranjas para usar su zumo.
  • Lo metemos todo en la olla (sin agua, con el zumo será suficiente) y lo dejamos en el fuego durante unos 15 minutos. Seguidamente, lo pasamos todo por la batidora.
  • Por último, lo repartimos en raciones. Usaremos unos tarros que cierren bien (a poder ser con rosca... podemos reciclar los típicos de las mermeladas o las conservas). Una vez cerrados los tarros y, con la compota aún caliente, les damos la vuelta y los dejamos enfriar (gracias a Mandarinalia por este gran truco para conservar la compota de fruta!).

viernes, 16 de enero de 2015

Congelar purés de verduras

Otra duda que a mí me surgió al empezar la alimentación complementaria era cómo ser más eficiente a la hora de preparar la comida de mi hija. Al ser tan poquita cantidad, pensé que podía compensarme hacer más cantidad y congelar el resto ;) Así lo hago yo:


  • Calculo las raciones: En primer lugar, añado las verduras que quiero hacerle. Calculo las raciones que van a salir y, en función de eso, calculo la proteína que debo añadir (de momento carne: pollo o pavo), entre 20-40gr por ración (en función del tiempo que le hayamos dado, ya sabemos que empezamos con poca cantidad y vamos aumentando). Bien, ¿no? A mí me salen unas 6-7 raciones, así que añado entre 180-200gr de pollo o pavo. 


  • Preparo las raciones: Una vez cocido todo, lo paso por la batidora (otro invento maravilloso, os hablaré de ella) y lo distribuyo en unos tuppers maravillosos. Tupper por ración. Aquí os dejo los que uso yo. Son de Nuby, donde cabe de sobras (al menos de momento!) una ración de puré y ocupan la mitad que un tupper normal de los que uso yo para otras cosas nuestras. Os dejo el enlace a amazon por si os interesa conocerlos más, para mí han sido un gran descubrimiento:




  • Preparo los tuppers: Además, como no me gusta darle a mi niña todos los días lo mismo, congelo varias combinaciones de verduras, así que, cuando voy a meter los tuppers en el congelador, les pongo una pegatina (la típica blanca de los chinos para escribir cualquier cosa) donde anoto el contenido del puré. Así queda la cosa:




  • Descongelando: Para descongelarlo, podemos hacer de dos formas, como toda la vida.
    • Si sé con anterioridad que lo necesito para el día siguiente, lo paso del congelador a la nevera la noche anterior y, por la mañana, lo saco de la nevera para que se termine de descongelar.
    • Microondas. Sin más. Si no llevan leche materna, se pueden meter directamente en el microondas hasta que se descongele ;)

  • Sirviendo: Pese a los rumores de lo mal que quedan los purés descongelados, yo solo me he encontrado con que la textura había cambiado un día. Y lo arreglé añadiendo la cucharada de aceite de oliva y volviendo a pasar 3 segundos por la batidora... No me ha vuelto a pasar, así que lo termino de calentar con el aceite de oliva en crudo y está listo para servir ;)
    • Yo congelo incluso los que llevan patata, que también hay muchos rumores y hasta gente que dice que está prohibido congelar el puré de patatas! En teoría el motivo es porque salen grumos, pero ya os digo que a mí de textura, perfectos... Y si no, vuelta de batidora ;P

lunes, 12 de enero de 2015

Lunes de Recetas #2: Las primeras verduras

Vuelvo a escribir este segundo lunes del año para contar cómo hemos introducido los purés de verduritas en la dieta de mi niña.

Puré de calabaza

De nuevo, así, sin más. Yo empecé por la calabaza porque me la recomendaron unas mamás con mucha experiencia cuando les conté que mi hija había estado 3 días sin hacer cacas.
Recordemos que es importante ofrecer al bebé los alimentos de uno en uno y durante mínimo 2-3 días para descartar alergias e intolerancias.
Yo compro la calabaza envasada, ya troceada y pelada y la echo toda a la olla, en agua hirviendo. Sin sal ni aceite. Como al principio comen tan poquito, aprovecho para hacer todo el paquetito (suelen venir unos 400gr de calabaza) y congelo el resto. Cuando está bien blandita, la pasamos por la batidora y, en crudo, añado una cucharadita de aceite de oliva, que a parte de conseguir una textura más suave, ayuda a prevenir el estreñimiento.

Puré de calabaza y patata

Añadimos al puré de calabaza patata. Por cada 400gr de calabaza (para varias raciones, obviamente) yo añado una patata grandecita. La añado a la olla pelada y en 4 trozos. De nuevo, pasamos la calabaza y la patata por la batidora, sin olvidar la cucharadita de aceite de oliva.

Puré de calabaza, patata y pollo

En la misma línea, añado por fin la proteína. Muy importante el punto de la carne, por el aporte del hierro, que es lo único de lo que carece la leche materna. En mi caso, 20gr de pechuga de pollo el primer día y vamos añadiendo poco a poco hasta unos 40gr por ración. Yo añado el pollo a la olla cuando las verduras prácticamente están cocidas, porque se hace un momento. También se puede hacer a la plancha, pero al principio recomiendan hacerlo al vapor o cocido. Y la cucharadita de aceite de oliva.

Puré de patata, zanahoria y pollo

Al haber introducido ya la patata y el pollo, pruebo con la zanahoria. También cocida junto a la patata. Las primeras veces es recomendable darles muy poquito, pues he leído que hay niños a los que la zanahoria los pone literalmente naranjas...! Yo, a día de hoy, suelo darle una media zanahoria en cada ración. Y la cucharadita de aceite de oliva.

Puré de patata, puerro, zanahoria y pollo

Exactamente igual que el anterior, pero añado la parte blanca de un puerro a la olla para varias raciones. Es decir, que en cada ración queda muy poquito porque el puerro da bastante sabor. Y la cucharadita de aceite de oliva...!

          *Idea para este puré: Cuando me pongo a hacer este puré para mi hija, hago bastante cantidad, como siempre y aprovecho para congelar. Pero también lleno la olla con 3 litros de agua y las dejo cocer, junto al pollo unos 40 minutos. Retiro las verduras para la niña y congelo el caldo para hacer sopa ;)

jueves, 8 de enero de 2015

Manta de bebé a ganchillo

Otro de los temas que he tratado con mamás recientes ha sido el ganchillo (o crochet), así que a petición popular subo el patrón de la manta de bebé con la que arropo a mi niña en el carro :P

Aquí una fotito del punto, muy sencillo:



Y aquí el patrón. No puedo citar la fuente porque no recuerdo dónde lo encontré... Imagino que el algún álbum de Picassa, que son verdaderos tesoros en cuanto a patrones de casi cualquier cosa :P


Y aquí la puntilla de la manta, también muy sencilla de seguir.



Como veis en el resultado final, es muy facilita y queda bastante mona con un lacito de cualquier color (pese a verse amarilla en esta foto doy fe de que es en color crudo :P). De tamaño la hice bastante grandecita, como para la cuna grande de la niña, aunque a mi marido le gusta pasearla en el carrito ahora con el frío del invierno. La verdad es que es muy práctica.


lunes, 5 de enero de 2015

Lunes de Recetas #1

Una sección que se me ha ocurrido gracias a las compañeras del grupo de lactancia, comentando el gran universo en el que estamos entrando todas poco a poco: la alimentación complementaria.

Yo estaba muy interesada en hacer un BLW mixto (que es lo mismo que nada, vaya). O, dicho de otra forma, debido al tiempo que mi hija pasa con mi madre y lo clásicas que somos, hemos empezado a darle triturados, pero considero que es básico que comparta la hora de la comida con alguno de nosotros y, de vez en cuando, le cae algún trozo de algo =P

Pero en fin, a lo que venía yo... A dejar las recetas que voy probando con mi hija. Soy una friki fan de las recetas. De hecho, ahora mismo me hallo inmersa en un mega proyecto de recetario en forma de fichas.

Empiezo recogiendo fácil y rápidamente las primeras combinaciones de frutas que han pasado por la batidora.

Papilla de pera

Sin más. Una pera pelada y triturada. Mi recomendación personal es introducir los alimentos en la dieta del pequeño de uno en uno y dejando pasar al menos un par de días entre alimentos. Yo eché la pera sin más, con la esperanza de que se la comiera bien (y por suerte así fue), pero tenía pensado añadirle un poco de leche (de la que tome habitualmente el bebé) si no fuese el caso.


Papilla de pera y manzana

Pasados los dos días de rigor, añadí la manzana. El primer día pelé y trituré solo la manzana (apartando el corazón, claro), para ver si le gustaba sola y el segundo día hice una papilla con media pera y media manzana (he ido aumentando cantidades con el paso de los días, pero empecé con poquito para no tener que comerme yo los restos :P).


Papilla de pera, manzana y naranja

Idéntica a la anterior, pero añadimos el zumo de media naranja exprimida. Para espesar, y aprovechando que a mi hija no le gusta la papilla de cereales, le puse un par de cacitos de cereales (uno con gluten y otro sin gluten).

Papilla de ciruela, pera y naranja

Unos días después de introducir la manzana, atormentada porque mi niña había dejado de hacer caca durante tres días, me decidí a comprar ciruelas. Y obraron el milagro!
Le puse pera, lavada y pelada, dos ciruelas pequeñitas bien lavadas y con piel y el zumo de media naranja. Además, le pongo también cereales para espesar un poco.

Papilla de pera, plátano y naranja

Después de volver mi niña a su ritmo habitual de deposiciones, me animé con el plátano.
De nuevo pera, lavada y pelada, medio plátano pelado y el zumo de media naranja. Y los cereales para espesar un poco.

domingo, 4 de enero de 2015

Propósitos de año nuevo

A lo más puro estilo Bridget Jones, como tantos otros años... He aquí mis propósitos para este año recién estrenado:


  • Perder peso: Obviamente los que me quedan del embarazo más los que ya tenía encima cuando me quedé embarazada... Con la excusa de la lactancia me he estado poniendo las botas estos seis meses y medio... Habrá que empezar a portarse bien.
  • Dejar de beber bebidas azucaradas: Es decir, dejar los refrescos para ocasiones especiales... Con el estrés del día me gusta cenar con un vaso de alguna bebida con gas (yuju), y ya parezco un globito :P
  • Volver a organizar el menú semanal: Ahora también para Leire!
  • Convertir el "trastero" en despacho/biblioteca.
  • Terminar el proyecto del recetario de fichas!

Este año me pongo muy poquitas metas, porque del año pasado no he cumplido la mitad ¬¬ Me encantaba ponerme retos de lecturas, pero como ahora lo primero es mi princesa, difícil lo veo.