jueves, 16 de abril de 2015

Nuestra experiencia en el CDIAT

Me he encontrado, a lo largo de los meses y de muchas conversaciones con madres recientes, que muy poca gente conoce lo que es un CDIAT (Centro de Desarrollo Infantil y Atención Temprana), CDIAP en catalán. Vengo a contar nuestra experiencia, para ver si consigo que al menos las mamás de la zona que me leen, tengan constancia de este excelente servicio.

¿Qué es un CDIAT?


Los centros de desarrollo infantil y atención temprana son centros cuyo objetivo es la atención a niños de entre 0 y 6 años que presentan trastornos en su desarrollo o riesgo de padecerlos. A través de diversos profesionales, atienden a las familias, brindando apoyo, asesoramiento y diagnostico en caso de que realmente haya algún problema.



Nuestra experiencia

Todo empezó en la revisión del mes de mi hija con su enfermera y la pediatra. Es una revisión normal de niño sano, pero ambas observan que mi hija tiene tendencia a girar la cabeza siempre hacia el mismo lado y que mueve un brazo menos que el otro. Lo dejan pasar, indicándome que siga intentando que la niña duerma cada noche hacia un lado distinto (o que le vaya girando la cabecita hacia el otro lado en cada toma) para evitar la temida plagiocefalia.

En la revisión de los dos meses, la pediatra, mosqueada por la clara "lateralidad" de la niña y la falta de movimiento del brazo, decide derivarnos al traumatólogo del hospital. La enfermera, además, nos habla por primera vez del CDIAT. Nos facilita un número de teléfono y nos indica que llamemos para pedir cita después de la visita con el traumatólogo.

Visita al traumatólogo una semana después. La observan, le hacen radiografía para descartar lesiones en el brazo y nos citan para finales de mes (septiembre de 2014... mi hija tiene entonces dos meses y medio). La traumatóloga intenta tranquilizarnos: no tiene ninguna lesión, parece simplemente un retraso a nivel motriz y nos recomienda estimular ese brazo con cosquillitas para que lo introduzca en su rutina de movimientos.

Por fin, primera visita al CDIAT con la coordinadora: nos explica cómo funciona el centro... dispondremos de neuropediatra, que hará la primera visita a la niña para evaluarla, fisioterapeuta y hasta psicólogos a nuestra disposición (cuentan incluso con logopedas, trabajadores sociales y pedagogos)

La neuropediatra nos confirma su tendencia a girarse siempre hacia el mismo lado, sobretodo para dormir, nos insiste en que debemos trabajarlo cambiándola de lado y que sigamos estimulando el brazo que menos mueve. Nos asegura que no es nada patológico y que gracias a la fisioterapeuta y sus ejercicios, mejorará pronto. Tendremos que volver a hablar con ella en diciembre.

Con la fisioterapeuta empezamos a vernos cada semana, pero después de 4 o 5 visitas, pasamos a vernos quincenalmente. Pronto empezamos a notar mejoría gracias a sus ejercicios, que seguimos trabajando sobretodo en casa. La fisioterapeuta es una gran profesional que además nos pregunta por las rutinas de la niña en casa y nos asesora sobre temas tan variados como alimentación y sueño (siempre dentro de sus limitaciones), nos sentimos muy tranquilos y nos motiva resaltando los progresos de nuestra hija.

En diciembre volvemos con la neuropediatra y parece que, por fin, el desarrollo de nuestra niña a nivel motriz empieza a ser normal. Se mantiene sentada con 6 meses durante bastante rato y coordina mucho mejor sus movimientos. No tendremos que volver con ella, pero seguiremos con los ejercicios de la fisioterapeuta durante unos meses más.

Hoy es 17 de abril, mi hija cumple 10 meses dentro de 3 días y ya gatea, se pone de pie en la cuna, trepa por donde haga falta, dice papá y mamá y otras cosas que nos hacen pensar que tiene un desarrollo normal. Seguramente va más despacio que otros niños, pero es normal, y estamos tranquilos gracias al trabajo de profesionales de un servicio que yo no conocía y que a nosotros nos ha dado mucha paz. No hemos necesito psicólogo, pero lo tienen disponible porque saben que cuando a unos padres les cuentan que quizás su hijo va un poquito por detrás, a veces puede suponer un mal trago. Nosotros lo asumimos y, sobretodo, hicimos todo lo que estuvo en nuestra mano ante amigos y familiares para tratar el tema como un proceso y no como un problema. Creemos que ha sido esencial. 

No creo que este texto llegue a mucha gente, pero es una experiencia más, y sobretodo algo de difusión para que madres y padres conozcan estos centros de desarrollo infantil y atención temprana.

4 comentarios:

  1. Lo comparto y oye, si llega a más gente, pues mejor :)

    Leire es una campeona, como sus papás ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, guapa :)
      Es tranquilizador saber que existen centros así a nuestro alcance :)

      Eliminar
  2. Me alegra que os hayan ayudado tanto. Estas cosas crean muchisima angustia e incertidumbre, y se necesita apoyo y ayuda para saber que hacer.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que al principio es complicado, precisamente por esa incertidumbre, hasta que ves que la cosa empieza a evolucionar. Por eso pienso que es vital contar con esta clase de apoyo.
      Muchas gracias, guapa
      Un beso

      Eliminar